365 traducciones

16 junio 2005

Eugenio de Andrade ha muerto.

El escritor Eugenio de Andrade, uno de los más importantes poetas contemporáneos portugueses, murió el pasado lunes a los 82 años a causa de una enfermedad no especificada, informó en Oporto la fundación creada por el escritor a la agencia DPA.
Las obras de Andrade fueron traducidas a varios idiomas. Nació con el nombre de José Fontinhas el 19 de enero de 1923 en Povoa de Atalaia, en la región central de Portugal de Beira Baixa. El año pasado fue galardonado con el prestigioso premio literario Luis de Camoes, el principal galardón literario del mundo de habla portuguesa.
Andrade se hizo conocido en 1948 con la antología As maos e os frutos (Las manos y los frutos). El punto central de su obra era lo que llamaba "el mundo elemental", en el que incluía la tierra, el agua, la luz y el viento.
La saudade (nostalgia) y la añoranza del imperio perdido siempre le fueron ajenas. Trabajó hasta su jubilación como funcionario del Ministerio de Salud, primero en Lisboa y después en Oporto. Siempre vivió retirado y evitó las apariciones públicas.
Opositor a la dictadura del régimen de Salazar, Andrade no compartió sin embargo el entusiasmo general por la "revolución de los claveles" de 1974 que abrió el camino de regreso a la democracia. "En Portugal no ha habido una revolución auténtica", se quejó.
Muestra poética
Después de recibir el premio Camoes, el poeta, conocido por su modestia, dijo: "Lo único que me inquieta de este premio es no saber si estaré a la altura de los demás escritores que lo han recibido".
Publicó más de veinte libros de poesía, prosa, antologías, álbumes, libros infantiles y tradujo al portugués la obra de grandes poetas como Lorca, Safo, Borges, entre otros.


Los dos siguientes poemas por mi traductor del portugués de cabecera: Luis B. Cortés.

Balança
No prato da balança um verso basta
para pesar no outro a minha vida.

Balanza
Basta un verso en el plato de la balanza
para pesar mi vida en el otro


Adeus
Como se houvesse uma tempestade
escurecendo os teus cabelos,
ou, se preferes, minha boca nos teus olhos
carregada de flor e dos teus dedos;

como se houvesse uma criança cega
aos tropeções dentro de ti,
eu falei em neve - e tu calavas
a voz onde contigo me perdi.

Como se a noite se viesse e te levasse,
eu era só fome o que sentia;
Digo-te adeus, como se não voltasse
ao país onde teu corpo principia.

Como se houvesse nuvens sobre nuvens
e sobre as nuvens mar perfeito,
ou, se preferes, a tua boca clara
singrando largamente no meu peito.


Adiós
Como si hubiera una tempestad
oscureciendo tus cabellos,
o, si prefieres, mi boca en tus ojos
cargada de flor y de tus dedos;

Como si hubiera un niño ciego
a tropezones en tu interior,
hablé nevando – y tú callabas
la voz, donde contigo me perdí.

como si la noche viniese y te llevase
era sólo hambre lo que sentía;
te digo adiós como si no volviera
al país donde tu cuerpo inicia.

Como si hubiera nubes sobre nubes
y sobre las nubes un mar perfecto,
o, si prefieres, tu boca clara
sangrando largamente en mi pecho.

4 Comments:

  • At 12:27 p. m., Blogger Mar said…

    Perfectos.
    Magníficos.
    Dolor.

     
  • At 1:54 p. m., Blogger Jorge Pedro said…

    tu post poco a poco se hace popular. aunque no tanto como el de mi hermana, que es fantástico. conócelo: walkiriauribe.blogspot.com
    saludos, o mejor dicho: salud.

     
  • At 3:58 p. m., Blogger DorisFM said…

    Mmmm, la nueva plantilla de tu blog me recuerda algo ;)
    Balanza es bellísimo, eso me ocurre muy seguido.
    Y gracias por todos tus comentarios; esperaré pacientemente el dístico para tener más que agradecerte.
    Saludos.

     
  • At 6:37 a. m., Blogger RicardoColunga said…

    La nueva presentacion es bonita. No era necesario, pero el cambio es bienvenido. En cuanto al deceso de Eugenio de Andrade (no lo conocia, no lo conocia)...pues que gacho. Ya lo ves, en tu ultima adicion nos informabas que Richard Eberhart entrego el equipo tambien. Los poetas tambien se mueren. Cuidate. Un abrazo.

     

Publicar un comentario en la entrada

<< Home