365 traducciones

17 julio 2005

XXI poemas de amor (XII)

XII.

Durmiendo, giramos en turnos como planetas
que rotan en su pradera nocturna :
un roce es suficiente para saber
que no estamos solas en el universo, hasta en el sueño:
los fantasmas del sueño de dos mundos
recorren sus ciudades fantasmas, casi se hablan.
Me he despertado con tus palabras en voz baja
que me hablan a años luz u oscuridad
como si me hablara mi propia voz.
Pero tenemos voces diferentes, hasta en el sueño,
y nuestro cuerpos, tan semejantes, son tan diferentes
y el pasado que crea ecos en nuestro torrentes sanguíneos
está cargado de diferentes lenguaje, significados diferentes:
aunque cualquier crónica del mundo que compartamos
podrá ser escrita con nuevo significado
seriamos dos amantes de un género,
seríamos dos mujeres de una generación.

XII.

Sleeping, turning in turn like plantes
rotating in their midnight meadow:
a touch is enough to let us know
we’re not alone in the universe, even in sleep:
the dream- ghost of two worlds
walking their ghost-towns, almost address each other.
I’ve wakened to your muttered words
spoken loght-or dark- years away
as if my own voice had spoken.
But our bodies, so alike, are yet so different
and the past echoing through our bloodstreams
is freighted with different language, different meanings-
though in any chronicle of the world we share
it could be written with new meaning
we were two lovers of one gender,
we were two women of one generation.

2 Comments:

  • At 10:55 p. m., Blogger RicardoColunga said…

    Oye... aqui pasa algo muy raro... y es que este poema me recuerda bastante a algo que escribio...quien? no estoy seguro si Diana Ackerman o Ann Druyan (para el caso ambas alguna ves desposadas con el celebre astronomo y divulgador cientifico Carl Sagan). En serio. Valdria la pena escarbar un poco, quizas tenemos aqui un plagio.
    Por otra parte...sigune trabajando Sergio y Hector en el Encino?

     
  • At 11:03 p. m., Blogger RicardoColunga said…

    Despues de leer los comentarios anteriores me entero de que tanto Sergio como Hector siguen trabjando en El Encino (me urgia saberlo pues quiero enviarles un par de postales que estoy seguro les van a gustar mucho).
    De modo que por favor ignora mi recalcitrante pregunta.

     

Publicar un comentario en la entrada

<< Home