365 traducciones

23 diciembre 2005

El silencio es la mejor palabra. Una entrevista a Harold Pinter.


- Buenos días.
- Buenos días, señor Pinter. felicidades. Le llamo de la página oficial de la Fundación Nobel.
- ¿Sí? Muchas gracias.
- Ha sido una gran noticia para nosotros y me gustaría escucharle que pensó cuando le anunciaron el premio.
- Bueno, me... me quedé sin palabras. Estoy... la noticia me sobrepasó, me impresionó. Pero realemente no puedo expresar lo que siento.
- Pero ¿tenía usted idea de que lo recibiría?
- No, ninguna. No. Por eso estoy tan abrumado.
- Hay tanto de que hablar. Me gustaría preguntarle cuál, en su carera piensa que ha sido el mnás importante, cuál ha tenido más...
- No puedo responder. No puedo responder esa preguntas.
- ¿No? Entiendo.
- No hay más que pueda decir excepto que estoy profundamente conmovido. Y, como dije, no tengo palabras. Ya tendré las palabras cuando llegue a Estocolmo.
- ¿Vendrá a Estocolmo?
- Sí.
– Gracias, señor.
- De nada.
– Gracias.
– Muchas gracias.
– Gracias.

2 Comments:

Publicar un comentario en la entrada

<< Home